Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Historia

El día dos de agosto del año mil novecientos setenta y nueve, un grupo de personas de nuestra Parroquia, reunidos en la Capilla de San Bartolomé, y presidida por el señor cura-párroco de esta localidad, Don Enrique López Guerrero, decidieron elevar al Emmo. Rvmo. Dr. Don José Mª. Bueno Monreal, Cardenal Arzobispo de esta Archidiócesis, el siguiente escrito:

En la villa de Mairena del Alcor, siendo las veinte horas del día del Señor de mil novecientos setenta y nueve, y del día dos del mes de agosto, festividad de Ntra. Sra. de los Ángeles, y en la secretaría de la Iglesia de San Bartolomé (La Barriada) de Mairena del Alcor, y después de rezar ante el Santísimo Sacramento, unas preces dirigidas con fervor al Espíritu Santo, se reúnen los señores y señoras al margen relacionados, y presididos por nuestro Párroco Don Enrique López Guerrero y movidos por un gran espíritu de evangelización, y por la obligación moral de crear un movimiento espiritual y apostólico que haga reaccionar de una manera eficaz, principalmente a los jóvenes, que generalmente demuestran síntomas de alejamiento con respecto a la Iglesia, decidieron, después de varias intervenciones, el que la mejor forma para hacer frente a estas inquietudes era la fundación de una Hermandad y Cofradía de Nazarenos, que de esta forma serviría para atraer a una buena cantidad de jóvenes.

Por lo que a continuación decidieron escoger el Misterio de la Sagrada y Triunfal Entrada de Jesús en Jerusalén, Misterio que se adapta más a las edades infantiles y juveniles, y por otra parte, existiendo en nuestra villa con anterioridad a los años treinta, la advocación y veneración de Jesús en ese Misterio, por lo que al mismo tiempo restauraríamos una tradición de nuestro pueblo; de esta reunión acordaron el siguiente escrito, dirigido al Señor Cardenal: “Ante la actual crisis religiosa que en estos momentos vive la Iglesia, crisis que se percibe más notablemente en la pubertad, un grupo de hermanos en Nuestro Señor, apenados e inquietos ante esta circunstancia de la labor evangelizadora que nos encomendara el Creador (Mat. 28-18, Mar. 16-15 y Luc. 24-46), sentimos la obligación moral de reaccionar y luchar contra este mal, para lo cual pensamos utilizar, si Su Emma. lo considera conveniente, esa providencial institución de nuestro pueblo que es la Hermandad, creemos, será un medio eficientísimo para atraer a nuestros hermanos que se encuentran apartados de la verdadera Fe, o que deseen perfeccionarla.

Por otro lado pensamos, y es esta nuestra convicción que es precisamente la edad infantil y juvenil donde comienza a darse síntomas de alejamiento respecto a la Iglesia, siendo por tanto en esta etapa de la vida donde queremos concentrar nuestra labor doctrinal, etapa que tan querida fue por Cristo (Mat. 19-13, Mar. 10-13 y Luc. 18-15).

Para la consecución de esta meta, pensamos que los fines primarios a los que debe de atender la Hermandad de jóvenes son los siguientes:

Primero: La formación en la Fe de los propios hermanos, mediante conferencias, retiros espirituales etc.

Segundo: La vivencia de esta Fe principalmente en el testimonio de nuestra vida de trabajo y dedicación a diversas tareas apostólicas con preferencia a la atención de enfermos y necesitados.

Tercero: Servir de cauce y hogar para las aspiraciones de muchos jóvenes que puedan llegar al conocimiento de Cristo, mediante su incorporación a esta Cofradía Nazarena.

Cuarto: Pretendemos concentrar nuestra labor de apostolado, por un lado, en los niños de nuestra villa, y por otro lado, entre todas las personas de cualquier edad y condición que pertenezcan al barrio de San Bartolomé de nuestra villa, en cuya Capilla deseamos establecernos canónicamente.

Quinto: Deseamos y queremos finalmente, que esta Hermandad y Cofradía de Nazarenos canalice estas aspiraciones mediante el culto y especial veneración a la representación escultórica de Nuestro Creador, en su Sagrada y Triunfal Entrada en Jerusalén (Mat. 21-1, Marc. 11-1, Jn. 12-12), y de Nuestra Señora de los Ángeles. Este Misterio ha sido escogido por dos razones fundamentales, una, por haber sido tradicionalmente el que más ha atraído a los niños y por otro lado, por continuar una tradición local, pues la advocación de este Misterio existió en nuestra villa hasta su destrucción en julio de 1936, por lo que en la actualidad no contamos con las Imágenes.

Elevamos, pues, a Su Emma., nos conceda la fundación de esta institución bajo el nombre de Fervorosa Hermandad de Cofradía de Nazarenos de la Sagrada y Triunfal Entrada de Jesús en Jerusalén y Nuestra Señora de los Ángeles.

Gracia que esperamos obtener de Su Emma. cuya vida guarde Dios muchos años.

Las personas al margen citadas son las siguientes: Don Enrique López Guerrero, Manuel José Guillen Jiménez, Antonio José Marín Núñez, José Romero Sánchez, Manuel Olivares Guerrero, Catalina González Núñez, Rosario Cubero Espinosa, Javier Pérez Espinosa, Fernando Jiménez Ramírez, Inmaculada Romero Castro, Manuel Alba Pérez, Manuel Navarro Sánchez, Clara Castro Gómez, Regino Mauri Navarro, Manuel Sánchez Gavira, Manuel Martínez Guillén, Manuel Navarro Pérez, José Manuel Jiménez Jiménez, Manuel Jiménez Guillén, María Dolores Peña Rodríguez, Manuel Marín Núñez, José Carrión Rodríguez, José López Rodríguez, Manuel Morales Sánchez, Antonio Morales Domínguez, María Dolores Mateos, José Sánchez Mateos, Manuel Jiménez Castro, Modesto Sánchez Gavira, Diego León López, Manuel Lozano Morales, Adela Seda Peña, Antonio Morales Benítez, José Manuel Baeza Benítez, Manuel León Castro, Alejandro Navarro Jiménez, Julián Hernández, Luis Ángel Rotllans Patons, Julio Domínguez Arjona y Juan Navarro Galocha.

Este escrito fue acompañado por una nota de la Parroquia, acreditando lo acordado y por unos pliegos de firmas de futuros hermanos de esta Hermandad, en un número de doscientas cincuenta y tres personas.

A estos escritos, las oficinas de del Arzobispado de Sevilla, respondieron lo que a continuación sigue:

Vicaría Episcopal de Laicos, Arzobispado de Sevilla.

Sevilla 23 de enero de 1980.

Visto el escrito del Rvdo. Sr. Cura-párroco de la Santa María de la Asunción de Mairena del Alcor (Sevilla) y de un extenso grupo de fieles de la misma, principalmente de jóvenes con gran espíritu apostólico, y obtenido los oportunos informes, hemos venimos en decretar y decretamos lo siguiente:

Primero: Que constituimos la Junta Organizadora de la Hermandad cuya denominación será en delante de “Sagrada y Triunfal Entrada de Jesús en Jerusalén y Nuestra Señora de los Ángeles.

Segundo: Nombramos Presidente de la misma al Rvdo. Don Enrique López Guerrero, cura-párroco de la Santa María de la Asunción de Mairena del Alcor, y miembros de dicha Junta a los siguientes hermanos: Don Manuel José Guillén Jiménez, Don Antonio José Marín Núñez, Don Modesto Sánchez Gavira, Don Manuel Olivares Guerrero, Don José Romero Sánchez, Don Manuel Navarro Sánchez, Don Manuel Alba Pérez, Don Manuel Lozano Moral y Don Juan Navarro Galocha.

Tercero: El señor Presidente designará los cargos que dichos señores han de ocupar, teniendo presentes las cualidades de cada uno, las peculiaridades de cada cargo y las normas diocesanas establecida al respecto.

Cuarto: El señor Presidente podrá declinar responsabilidades en el hermano que nombre de Teniente de hermano Mayor.

Quinto: Deben comenzar, cuanto antes, a confeccionar las Reglas por las que se regirá esta Hermandad, cuando sea erigida canónicamente.Para ello tengan muy en cuenta las Sagradas Escrituras, la doctrina del Concilio Vaticano II, el espíritu y los compromisos del Sínodo Hispalense de 1973, la normativa general de la Iglesia recogida en el Código de Derecho Canónico y todos los decretos y normas particulares de la Diócesis sobre Hermandades y Cofradías.

Sexto: Al comenzar con el presente Decreto un periodo de prueba hasta la erección de la Hermandad, deberán dar cuenta de su desarrollo en todos los ámbitos, en el plazo de un mes.

Lo Decretó y firmó el Ilmo. Sr. D. José Gutiérrez Mora, vicario Episcopal de Laicos y Rvdo. D. Fernando Isorna Jiménez como Secretario diocesano de Hermandades y Cofradías del Arzobispado de Sevilla.

Por todo lo cual, la nueva Junta de la Hermandad, decidió el día veinticinco de enero de 1980, realizar Estación de Penitencia por las calles de nuestra villa el día treinta de Marzo de este año, festividad del Domingo de Ramos.

Modificación del Titulo de la Hermandad.

ANTONIO DOMINGUEZ VALVERDE, PBRO., VICARIO GENERAL DEL ARZOBISPADO DE SEVILLA.

Damos por aceptado el presente escrito de solicitud, presentado con fecha de 9 de Diciembre de 1993 por la Hermandad de la Sgda. Entrada de Jesús en Jerusalén, de Mairena del Alcor (Sevilla).

Visto el informe favorable del Rvdo. Sr. Cura Párroco de Ntra. Sra. de la asunción, y atendiendo el deseo de la Hermandad, disponemos:

UNICO: A partir de la fecha del presente decreto el Título de la Hermandad corresponderá al aprobado por el Cabildo General Extraordinario celebrado por la misma en fecha 28 de Febrero de 1993, debiéndose incorporar literalmente en las Reglas propias de la forma siguiente:

“ Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Salud en su Sagrada y Triunfal entrada en Jerusalén y Nuestra Señora de los Ángeles”

Lo que decreto y firmo en Sevilla, a catorce de enero de mil novecientos noventa y cuatro.

Nº Prot. 3.395/93

Antonio Domínguez Valverde Vicario General